¿Qué dicen las niñas de las familias de productores Fairtrade?

Niños y niñas están en el centro de los esfuerzos de Fairtrade para enfrentar el trabajo infantil en las comunidades de productores. Antes de que Fairtrade impartiera entrenamientos de conducta sobre la prevención del trabajo infantil, se realizaron grupos focales con niños que van al colegio para conocer sus puntos de vista.

<< Niña subiendo la mano en una clase al aire libre en República Dominicana.

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Niña, Fairtrade ha compartido una muestra de opiniones de niñas entre 8 y 17 años. Estas opiniones se han sacado de las entrevistas en grupo que Fairtrade International ha realizado a más de 600 niños y niñas en diferentes organizaciones de productores Fairtrade en los últimos cuatro años.

Algunos niños se sienten entre dos extremos: la necesidad de contribuir a la supervivencia de su familia y el deseo de estudiar para luchar por un mejor futuro. Las entrevistas muestran estos conflictos.

Estos puntos de vista y experiencias ayudan a Fairtrade a focalizar los programas en las necesidades reales de los niños y asegurar que actuamos para proteger a los niños y jóvenes en riesgo.

AQUÍ  puedes conocer más sobre nuestro enfoque de cómo abordamos el trabajo infantil y la protección de las comunidades productoras Fairtrade.

Puntos de vista de las niñas sobre la agricultura

"Mi padre quiere que trabaje y mi madre quiere que estudie".

"Todos sabemos que tenemos que apoyar a nuestros padres. Ellos también trabajan duro. Pero necesitamos más dinero por lo que venden, eso es todo".

"Cuando crezca no me voy a casar con un productor y ninguno de mis hijos va a cultivar".

"Tengo trabajo en el campo, voy al colegio, estudio y limpio la casa".

"Trabajo gratis, pero ellos pagan a los otros trabajadores. Yo también necesito dinero para mis necesidades".

En el colegio

"Quiero tener educación y ser capaz de cuidar de mis padres y de mi propia familia".

"En el colegio, puedo jugar a juegos con otras niñas y puedo pintar, aprendo a cantar y sobre mí misma".

"Lo que no me gusta de mi colegio es que tenemos que limpiar las clases, los baños, los jardines, recoger la basura, limpiar las ventanas y cuando llueve tenemos que sacar el agua fuera".

"No me gusta la larga distancia hasta llegar al colegio, andamos por cuatro horas, a veces tenemos problemas con hombres que se burlan de nosotras y nos hablan".

"Adoro el tiempo que paso con mi profesora. Ella es muy paciente conmigo y me habla con respeto".

"Algunos profesores llegan borrachos y duermen en las sillas, eso me molesta mucho".

 

Recomendaciones de las niñas para Fairtrade

"Que los profesores no migren. Ellos no quieren vivir aquí, vienen de la ciudad por unos meses consiguen sus requisitos y luego se van".

"Apoya a los huérfanos, de otra manera, ellos no podrán continuar con su educación".

"Necesitamos que se nos pague por el trabajo que hacemos, no deberíamos trabajar gratis. Nosotras necesitamos comprar también cosas: bicicletas, ropa, zapatos, radios, cremas, comida, uniformes del colegio, libros".

"Enséñanos nuestros derechos, así no seremos explotadas y también enseña a nuestros padres nuestros derechos”.

"Paga más precios justos, así nuestros padres no tienen que trabajar tan duro para ganarse el sustento".

"Enseña a la gente joven la importancia de la salud, de esta manera no se emborracharán. Gente joven borracha roba, hace daño a chicas, y esto se debería parar".

"Las chicas no deberían ser las únicas que realizan las tareas domésticas".