Artículo de El ciclo de vida de las cosas en el aula

Patrocina:

BSH Electrodomésticos España, S.A., con su marca Balay

En esta sección:

De la teoría a la práctica

El proyecto educativo “El ciclo de vida de las cosas” ha tenido como broche final el CONCURSO “EL CICLO DE VIDA DE LAS COSAS”.  Todas las actividades que se han ido realizando durante el proyecto han tenido como hilo conductor la idea de que la teoría debe pasar del aula al día a día de los estudiantes.  El concurso ha sido una herramienta para lograr este objetivo.

Tanto el tema del concurso como el destino del premio refuerzan este objetivo. La propuesta ha girado en torno a la problemática ambiental originada por el modelo de vida actual. De ahí que los premios en metálico los destine el centro ganador a mejorar sus infraestructuras para lograr una reducción en sus consumos energéticos y contribuir así a mitigar la emisión de GEI o a mejorar el ciclo de vida de las cosas que se usan en el Centro.

En la primera edición del proyecto educativo el premio se destinó en aislar y proteger  los conductos de la calefacción que pasaban por una zona abierta del centro que estaba produciendo una importante pérdida de calor.

En esta segunda edición el premio va a ser destinado a sustituir un gran ventanal por otro con doble acristalamiento.

Con estas intervenciones los centros lograrán un ahorro en sus facturas y sus emisiones de CO2. Estas pequeñas acciones también tienen una intención ejemplarizante, de ahí que a la hora de seleccionar una actuación u otra, uno de los criterios que se tiene en cuenta es la visibilidad de la intervención. De este modo los alumnos pueden poner en valor su contribución al centro. En resumen se logra pasar de la teoría a la práctica. 

Toda la información la puedes encontrar en la web del Proyecto “Ciclo de Vida de las Cosas”.