Alexander Boto - Gobierno Vasco

<< Director de Medio Natural y Planificación Ambiental del Gobierno Vasco

"Nuestras emisiones representan el 0,5 % de las emisiones totales de la Unión Europea"

 

Entre las numerosas funciones de esta dirección, está la de elaborar y coordinar la planificación ambiental: Estrategia Ambiental Vasca de Desarrollo Sostenible, Programa Marco Ambiental del País Vasco y Estrategia Vasca de Cambio Climático. El País Vasco tuvo una notable presencia en la COP21 de París y, a pesar de que la aportación de Euskadi al cambio climático es pequeña en términos cuantitativos, su Director, nos enumera los grandes compromisos que están teniendo sobre este tema.

-¿Cómo recibieron los acuerdos de la COP21 de París. Se cumplieron sus expectativas?

Desde Euskadi hemos seguido con atención el desarrollo de la COP21 de París. La reciente cumbre climática nos ha mostrado un aspecto positivo, me refiero a la cooperación entre los países participantes. Además la decisión de mantener el calentamiento por debajo de 2 ºC, orientándose hacia 1,5 ºC. En realidad el pacto de París abre un camino, pero no es la meta. Todos los países firmantes deberán limitar sus emisiones. Estamos moderadamente satisfechos con este acuerdo porque en la COP21 no solo se admitió que el problema del cambio climático existe, sino que se reconoció que el aumento de la temperatura es responsabilidad del ser humano.

Con este marco, en Euskadi nos hemos marcado objetivos muy ambiciosos. La Estrategia de Cambio Climático del País Vasco propone un objetivo de reducción para el año 2030 del 40 % de las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a 2005 y del 80 % para el año 2050. Además trabajamos para alcanzar en el año 2050 un consumo de energía renovable del 40 % sobre el consumo final. Estos objetivos, altamente retadores, han sido fijados tras el análisis de escenarios energéticos ambientales para el año 2050.

-El Gobierno Vasco lleva años trabajando para reducir e informar sobre la problemática del calentamiento global. ¿Cuáles son sus prioridades en estos momentos?

La aportación de Euskadi al cambio climático es pequeña en términos cuantitativos. Nuestras emisiones representan el 0,5 % de las emisiones totales de la Unión Europea, Los objetivos que nos hemos marcado están basados en el principio básico que rige las políticas internacionales de reducción de emisiones como es el de la responsabilidad compartida. La sociedad vasca no puede permanecer al margen de la lucha contra el cambio climático y ha asumido su cuota de responsabilidad con un compromiso profundo y exigente.

Los principales desafíos ambientales a los que Euskadi se enfrenta en el medio plazo son seis: biodiversidad, energía, salud, eficiencia de los recursos, educación y gobernanza.

La biodiversidad es fundamental para afrontar el cambio climático y supone un capital natural que debemos cuidar, porque los ecosistemas nos reportan a las personas la mayor parte de los recursos y servicios que necesitamos.

La energía es un desafío fundamental de carácter global y se hace necesaria una transformación del modelo energético, basado en una reducción del consumo y en la utilización de energías limpias y renovables.

Un medio ambiente sano es el primer eslabón en la cadena de la salud humana y la mejor manera de prevenir enfermedades, que tienen un gran impacto social y económico.

La eficiencia de los recursos materiales es fuente de innovación y competitividad, tanto para los territorios, como para las empresas en los mercados globales.

La educación es una de las herramientas más poderosas para llevar a cabo los cambios necesarios para proteger el medio ambiente y para sentar las bases de un compromiso ético con las futuras generaciones. Las personas jóvenes deben participar de la toma de decisiones ambientales.

Para poder abordar con éxito todos estos retos es necesaria una coordinación efectiva entre las distintas administraciones a todos los niveles. El objetivo es conseguir una administración más simple y eficaz que ayude a las empresas a ser más competitivas y promueva una ciudadanía más responsable.

-¿Con qué herramientas cuentan para cumplir estos objetivos?

El objetivo principal es impulsar una economía competitiva baja en carbono. Para ello contamos con un instrumento de planificación ambiental y de coordinación entre todas las áreas del Gobierno Vasco como es el Programa Marco Ambiental 2020.

Este programa, en sintonía con la política marcada por la Comisión Europea, recoge las líneas de actuación sobre las que tendremos que trabajar para hacer posible en Euskadi una economía competitiva baja en carbono. De este Programa Marco se derivan las principales estrategias ambientales que está desarrollando nuestro gobierno, entre ellas destaca la Estrategia Vasca de Cambio Climático 2050 y la Estrategia Energética de Euskadi 2020.

Esta estrategia marca la acción a seguir durante los próximos años. Potenciar el ahorro y la eficiencia energética a todos los niveles e impulsar la generación de energías renovables; fortalecer la corresponsabilidad de la ciudadanía y de las empresas con el cambio climático; potenciar el transporte público y compartido, impulsar el consumo de productos más eficientes energéticamente, el ecoetiquetado de productos y servicios, y favorecer sistemas de compromiso voluntario y compensación de emisiones, están entre sus principales acciones.

-¿Está la sociedad vasca suficientemente informada y sensibilizada con el calentamiento global?

La ciudadanía vasca está cada día más informada y sensibilizada sobre el calentamiento global. El invierno tan cálido que estamos pasando o episodios que cada vez padecemos con más frecuencia (inundaciones, incendios, altas temperaturas…) han llevado el cambio climático a las conversaciones de la calle.

El 72 % de la población vasca considera que la protección del medio ambiente y la lucha contra la contaminación son cuestiones inmediatas y urgentes. El cambio climático es el segundo problema medioambiental más importante, por detrás de la contaminación del aire, según el estudio Medio Ambiente y Energía (2013) del Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco. El 60 % de las personas encuestadas piensa que las políticas de protección del medio ambiente se deben potenciar, a pesar del actual contexto económico. Esto refleja una creciente demanda de actuación de la ciudadanía a la Administración Pública Vasca.

-¿Van a desarrollar algún proyecto concreto para cumplir los objetivos de la COP21 y la reducción de 2 ºC?

Euskadi está dando pasos para transformar la lucha contra el cambio climático en una oportunidad con la producción de bienes y servicios con menos emisiones. El fomento de nuevas tecnologías ambientalmente avanzadas tiene, además, una dimensión estratégica para la nueva economía vasca. Se está innovando para avanzar hacia una sociedad comprometida y una economía vasca sostenible, basada en pautas de producción y consumo limpias, no dependientes del carbono.

En la Estrategia de Cambio Climático 2050 del País Vasco está recogida nuestra apuesta por un modelo energético bajo en carbono, la apuesta por un transporte sin emisiones, el incremento de la eficiencia y la resiliencia del territorio, el aumento de la resiliencia del medio natural, la reducción de las emisiones en el sector primario o la reducción de la generación de residuos urbanos.

Hay numerosos ejemplos de buenas prácticas de administraciones y empresas vascas en cambio climático. Podríamos citar el primer autobús 100 % eléctrico de Irizar, el sistema de recuperación de energía en Metro Bilbao, la conducción ferroviaria eficiente en Euskotren, la apuesta por el ecodiseño en la industria vasca, el centro bimep para investigación en el área de energías renovables del Ente Vasco de la Energía, el centro de investigación sobre Cambio Climático reconocido en el ámbito internacional, BC3, o las actuaciones innovadoras llevadas a cabo por los ayuntamientos de Bilbao, Donostia-San Sebastián y Vitoria-Gasteiz que han sido presentadas en la citada cumbre del clima.

-¿Con que entidades públicas o privadas pueden colaborar para trabajar los acuerdos de la COP21?

La red para afrontar el cambio climático es muy extensa en Euskadi. Organizaciones como Tecnalia, Hazi, Neiker, Azti,  la Agencia Vasca del Agua URA,  el Basque Centre for Climate Change (BC3), Basque Ecodesign Center, la red de municipios vascos Udalsarea21 o la propia Universidad del País Vasco, son un ejemplo de ello.

Los retos del cambio climático traspasan fronteras. Estos retos hacen necesario mantener una red internacional de colaboraciones. El Gobierno Vasco mantiene una amplia actividad exterior centrada en el seguimiento de los principales acuerdos ambientales y una estrecha colaboración con gobiernos, redes territoriales y otras organizaciones en el ámbito internacional. En este sentido se pueden citar la Red de Gobiernos Regionales para el Desarrollo Sostenible (nrg4SD), The Climate Group o la red ICLEI-Gobiernos Locales por la Sostenibilidad.

 

Herramientas

 
Equipo y patrocinadores