La cuenta atrás ha comenzado

Las cartas quedaron echadas el 12 de diciembre de 2015. A partir de ese momento comienza a funcionar el cronómetro de las fechas porque es la hora de ponerse a trabajar. Fueron 195 países de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) los que adoptaron el Acuerdo de París, por medio del cual evitarán el incremento de Gases de Efecto Invernadero (GEI), harán prevalecer la vida en el planeta tierra y sentaron las bases para conseguir la descarbonización de la economía. Y a partir de ahora ¿qué sucederá?

 

  • El libro que contiene el Acuerdo de París se abrirá para su firma el próximo 22 de abril de 2016 en una ceremonia de alto nivel. Será en la sede de la ONU en Nueva York, durante un año, hasta el 22 de abril de 2017. Después de esa fecha los países ya no podrán firmar, no obstante eso no quiere decir que no puedan ratificar el acuerdo posteriormente, en cuyo caso el término legal es ‘adhesión’.

  • No existe un plazo definitivo para la ratificación, adhesión, aceptación o aprobación, que son los actos que obligan legalmente a un Estado a cumplir con las obligaciones contenidas en el Acuerdo de París. El proceso interno para la ratificación dependerá del sistema legal de cada país.

  • Para que el Acuerdo de París entre en vigor, es decir nazca a la vida jurídica internacional, se necesita que lo ratifiquen 55 países u organizaciones de países que sean Parte de la CMNUCC, y a la vez que dichos países sean responsables de al menos el 55 % de las emisiones mundiales de GEI. Una vez se reúnan estas dos condiciones, el Acuerdo entra en vigor pasados treinta días, y se vuelve obligatorio para quienes lo hayan ratificado.

  • Entre tanto, el Acuerdo incluye un cambio de estatus de los planes climáticos previstos nacionales que casi todos los países enviaron a Naciones Unidas antes de la conferencia de París. Las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (iNDC por sus siglas en inglés), que son compromisos de reducción de emisiones de GEI presentados por cada país, son elementos clave en la implementación del Acuerdo de París.

  • Hasta la fecha se han presentado más de 185 contribuciones nacionales tentativas. Estos compromisos serán considerados oficiales a partir del momento en el que los países ratifiquen el acuerdo, a no ser que se indique lo contrario.

  • A partir del 2020, y luego cada 5 años, las naciones deberán volver a presentar una contribución nueva o actualizada, con la obligación de ser cada vez más ambiciosa.

  • En 2023 se realizará el primer balance mundial para evaluar el avance colectivo en el cumplimiento de las metas definidas en el Acuerdo.

  • El resultado del balance aportará información a los países para que mejoren sus esfuerzos a nivel nacional. Esta evaluación se realizará cada 5 años.

  • También se realizará una evaluación previa en 2018 por medio de una plataforma llamada “dialogo de facilitación” entre las Partes. Se hará un balance de sus esfuerzos colectivos, se determinará el avance en el logro del objetivo a largo plazo y se orientará para la preparación de las contribuciones determinadas a nivel nacional.

 

Equipo y patrocinadores