Un nuevo hábitat para el visón europeo

En los tramos  bajos de los ríos Arga y Aragón, se encuentra la mayor densidad de población del visón europeo en Europa Occidental

<< Soto Marcilla, Navarra. Vista área de este soto en el curso bajo del río Aragón. Foto: Eduardo Beriain (LIFE09 NAT/ES/531)

 

 

 

Los tramos de los ríos Aragón y Arga fueron incluidos en la Red Natura 2000 por los importantes valores naturales que acogen, como el visón europeo (Mustela lutreola), siendo el núcleo de mayor densidad detectado en Europa Occidental. Una especie catalogada en “peligro de extinción” por lo que su hábitat se debe conservar y defender.

Según se certifica en el Proyecto LIFE+ Territorio Visón, el visón europeo (Mustela lutreola) es una de las especies animales en mayor riesgo de desaparición de todo el planeta. La degradación del ecosistema fluvial ha afectado especialmente al visón europeo, por ser una especie que necesita los bosques naturales de los ríos y los humedales en diferentes etapas de su vida. Este proyecto tiene por objeto la recuperación de los hábitats fluviales en la zona de Navarra con mejores poblaciones de esta especie, precisamente el curso bajo de los ríos Aragón y Arga.

Como sucede en la mayoría de los ríos europeos, los problemas de conservación de esta especie se derivan de la falta de espacio para el río. Tradicionalmente, la mayoría de las llanuras de inundación han sido ocupadas por tierras agrícolas o choperas. Para defender la agricultura y las plantaciones forestales se construyeron escolleras y defensas. Se llegó incluso a canalizar el cauce del río Arga, para proteger de las inundaciones a los pueblos situados aguas abajo.

Todas estas infraestructuras de defensa han disminuido la dinámica de estos dos ríos, dando lugar a una reducción de los hábitats naturales disponibles y de su diversidad biológica, afectando especialmente al visón europeo.

Por esta razón la Unión Europea, el Gobierno de Navarra y el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente, a través de la empresa pública Gestión Ambiental de Navarra, la empresa Tragsa, la Fundación CRANA y las autoridades locales (12 municipios), trabajan conjuntamente en este proyecto que se desarrollará entre los años 2011 y 2015.

Así, se llevarán a cabo proyectos de restauración de las llanuras de inundación naturales, hoy en día ocupadas por la agricultura y las plantaciones forestales. Se retirarán las escolleras y se realizarán las obras de restauración del hábitat. Especial cuidado se tendrá en el uso de especies vegetales autóctonas y sus variedades. También se eliminarán las especies invasoras que reducen la diversidad biológica y son perjudiciales para la conservación de las especies autóctonas.

El territorio de actuación del proyecto, en el curso bajo de los ríos Arga y Aragón, se centrará en los sotos más representativos de las localidades de Funes, Peralta, Falces, Caparroso, Villafranca, Marcilla, Milagro, Murillo el Fruto, Murillo el Cuende, Carcastillo, Mélida y Santacara.

Meandros, zonas húmedas, llanuras aluviales, bosques de ribera y lechos de los ríos se recuperarán con el objetivo de mejorar la capacidad de carga de la zona para las especies objetivo y los hábitats. También se espera lograr un cambio significativo en la valoración de la sociedad, la actitud, la percepción y el comportamiento hacia la naturaleza, el territorio fluvial y la conservación de la biodiversidad. Como resultado de la ejecución de este proyecto, se espera conseguir una mejora integral del ecosistema fluvial que conduzca a la recuperación y el aumento de la población de visón europeo y sus hábitats en la zona, junto con una disminución de sus principales amenazas.

 

 

Equipo y patrocinadores