Turismo que protege nuestro entorno

En el sector del turismo encontramos ejemplos innovadores muy diversos. Podemos empezar haciendo nuestra reserva en una central de reservas on line sostenible, que prioriza la contratación de empresas locales: electricistas, fontaneros, carpinteros, restaurantes, etc.; es eficiente en el uso de recursos (agua, energía,…) y minimiza los impactos ambientales (emisiones, residuos, vertidos). Además de estar comprometida con acciones de apoyo a diferentes ONG.

Podemos  fomentar el consumo colaborativo y  compartir e intercambiar nuestra casa en vacaciones o  elegir un hotel que compre sus productos a proveedores locales para apostar por la sostenibilidad del territorio y que sea eficiente en el uso de los recursos naturales y minimice sus impactos negativos sobre el medio ambiente.  Este tipo de hoteles ofrece servicios de turismo vinculados a la naturaleza que ayudan a sensibilizar a los clientes sobre la importancia de su conservación.

Además de los servicios ofrecidos por los hoteles existen empresas, como las dedicadas al turismo activo, que facilitan el disfrute de una forma respetuosa con el entorno, conociéndolo mejor y aprendiendo a valorar y proteger sus valores ambientales. Navegación fluvial, paseos a caballo, pintura en la naturaleza… y muchas más actividades nos esperan.

Y tampoco hay que olvidar las iniciativas de rutas y alojamientos que han eliminado las barreras físicas y psicosociales que trabajan por la discapacidad.

Conoce mejor éstas y otras prácticas de ecoinnovación en la plataforma ENECO2.org o a través de twitter y facebook.