Productores de cacao de Costa de Marfil invierten en proyectos de rendimiento y calidad

Los productores de cacao certificadas en el oeste de África están viendo cómo sus granjas y medios de vida van cogiendo cada vez más fuerza tras elegir invertir su Prima Fairtrade en la mejora de su productividad.

<< Primer plano de una semilla de cacao.

 

Un nuevo informe, "Cacao Fairtrade en el oeste de África", publicado por Fairtrade International y Fairtrade África el mes pasado, revela que las organizaciones de agricultores de cacao Fairtrade eligieron invertir el 36% de la Prima en proyectos para aumentar el rendimiento y la calidad de su cacao - mucho más del mínimo porcentaje sugerido por Fairtrade International que era un 25%.

Este nivel de inversión está teniendo un impacto muy positivo en los miembros de las granjas. Mayores rendimientos de mayor calidad significan más cacao para vender, como Sesam Draman, un agricultor de cacao del pueblo de Woroyiri en Costa de Marfil, explica: "Nuestros campos se habían agotado, pero con la ayuda de la cooperativa hemos adquirido buenas técnicas agrícolas y ahora nuestros árboles de cacao producen más. He duplicado mi cosecha anual! "

Sesame es un miembro de una de las ocho cooperativas que componen la Empresa Cooperativa Kimbe (ECOOKIM). Formado en Costa de Marfil en 2004, su objetivo es unir y empoderar a sus miembros para que puedan negociar desde una posición más fuerte. El cacao mohoso era uno de los principales retos que sus 2800 miembros enfrentaba: la falta de formación significaba que no todos los granos se habían secado adecuadamente antes de su almacenamiento. Ahora casi todos los productores ECOOKIM's han sido entrenados en buenas prácticas agrícolas incluyendo los procesos de fermentación y secado correctos, y la inversión ha sido invertida en la construcción de nuevas bodegas de almacenamiento y bastidores de secado.

Los resultados han sido impresionantes, aproximadamente el 90% de los miembros de ECOOKIM producen y realizan todo el proceso del cacao, por lo que el cacao es de una calidad lo suficientemente alta para el mercado internacional - y han tenido impactos positivos más allá de lo comercial. Mamadou Savane, Director de Sostenibilidad en ECOOKIM, explica: "Los programas de entrenamiento permiten a los miembros sentir que su cooperativa está interesada en sus actividades diarias y en su bienestar: No estamos allí simplemente para recoger el cacao, sino también para acompañarles en su desarrollo individual".

Para los agricultores de cacao en África Occidental, el siguiente problema a resolver es compartido por muchos productores Fairtrade en todo el mundo: establecer relaciones a largo plazo para vender más cacao en condiciones Fairtrade. Como explica Sesame, "me complacería mucho si pudiera vender más. El cacao Fairtrade nos ha ayudado a los productores, así como la cooperativa. Nos gustaría seguir trabajando con Fairtrade para que podamos conseguir el dinero suficiente para desarrollar nuestro pueblo: una bomba de agua, una escuela - la más cercana está a 5 km de distancia - y una clínica".

Costa de Marfil es el hogar de 30.000 productores como Sesame produciendo 75.000 toneladas de cacao al año. Sin embargo, mientras todo esto se cultiva bajo los estándares Fairtrade, apenas el 15% se vende actualmente en condiciones de comercio justo.

Esta baja proporción de las ventas de comercio justo no es exclusivo de los productores de cacao de África Occidental, los grupos productores de Fairtrade venden de media sólo el 28% de su producción como Fairtrade, lo que está limitando los beneficios que puedan recibir. El mensaje de estas cooperativas en crecimiento a la industria es claro, proporcionarles un mercado más fuerte.