Hacer memoria con una berenjena

Macadam Gardens recupera variedades de hortalizas antiguas con las que crea jardines urbanos

<< Cultivar hortalizas en la oficina. Los empleados de una clínica de Toulouse participaron el año pasado en el primer huerto corporativo de Macadam Gardens

Maíz fresa, o fresa espinaca, pimiento bola y hasta tomate plátano. Estas son solo algunas variedades de hortalizas antiguas a las que ningún supermercado y pocos mercados hacen caso, por raras y sin atractivo comercial. “Comemos entre tres y cuatro variedades de cada hortaliza, pero todas cuentan hasta 1.000 tipos diferentes, aunque los hayamos olvidado y ya no se encuentren”. Quien habla es Cédric Jules, cofundador de Macadam Gardens. En la región francesa de Midi-Pyrénnes, en el soleado sur galo, esta microempresa se dedica justamente a hacer memoria con todas estas variedades abandonadas, en una especie de “innovación hacia atrás”, como describe Jules. La compañía crea jardines comestibles, o sea jalonados de hortalizas en vez de flores y plantas ornamentales, que están despertando auténtico entusiasmo en muchas ciudades del país galo. “La gente quiere saber qué come, y participar en el proceso por ella misma. Creemos que somos los únicos en enseñar cómo se monta un jardín de este tipo en el sur de Francia”.

Aparte de clientes particulares, quienes comen todos estos pimientos, berenjenas, tomates o  plantas aromáticas de otra época son los empleados de empresas de la región, en las que Macadam Gardens crea huertos con las variedades que la propia compañía, también productora, cultiva. “La calidad de vida de los empleados es fundamental para el buen funcionamiento de una empresa, y cultivar un huerto ayuda al  disfrute y la apertura”, como matiza Jules. El verano pasado arrancó esta iniciativa de voluntariado corporativo hortícola sobre el tejado de una clínica privada de Toulouse. La cosecha, que recogieron los empleados, llenó los platos del comedor y el resto de la producción se repartió entre ellos. Por ahora, Macadam Gardens únicamente desarrolla su innovación social en los meses de primavera y verano, pero ya está probando con huertos invernales. Bastará sustituir las variedades estivales por rábanos, lechugas o coliflores.

S.A.

 

Equipo y patrocinadores