El primer surtidor de Zaragoza

La empresa Zoilo Ríos sigue innovando con instalaciones para el repostaje de nuevas tecnologías

<< Ahora autogás. Zoilo Ríos Torre, director general de esta empresa con un dispensador de gas.

Zoilo Ríos Gracia trabajaba en la tienda de ultramarinos de su padre cuando en 1927 tuvo la idea de incorporar un surtidor de carburante. Así nació Zoilo Ríos, S.A y apareció el primer surtidor de Zaragoza. Pasados 87 años, esta empresa, con sus filiales, gestiona nueve estaciones de servicio en la ciudad aragonesa y sus alrededores. Y sigue adelantándose al resto. Durante la celebración de Expo Zaragoza 2008, logró la adjudicación de la explotación de una estación de producción y suministro de hidrógeno con el que se llenaba el depósito de distintos vehículos de esta tecnología: bicicletas, scooters, un autobús de 100 plazas y tres minibuses. Desde 2007 a 2013, una de sus estaciones de servicio fue de nuevo la primera en colocar en Zaragoza un surtidor de biodiésel (B20) y desde 2009 la empresa Zoilo Ríos también ha sido pionera en esta ciudad en instalar un servicio de repostaje de GLP-Autogás. “Ahora estamos con un punto de recarga rápida para coches eléctricos”, cuenta Zolio Ríos Torre, actual gerente de la compañía, que entre todos los surtidos alternativos que ha ido viendo aparecer en sus gasolineras apuesta por la vuelta del hidrógeno. “Es un coche con las ventajas ambientales del eléctrico, pero con mucha mayor autonomía”.

Con los mismos reflejos para los negocios que tenía su fundador, en Zolio Ríos han visto en la sostenibilidad una forma de desmarcarse de la competencia.  Esta empresa que da hoy empleo a 110 personas hizo que se instalaran en las estaciones de servicio contenedores de recogida selectiva de papel y cartón, plásticos y envases, vidrio y residuos orgánicos urbanos, así como contenedores para aparatos eléctricos y electrónicos, o para la recogida de pilas, tapones, ropa usada o aceite vegetal. “De esta forma la gente viene con sus residuos y generamos tráfico en las estaciones”, incide Ríos Torre, que intenta integrar lo ambiental, con lo económico, pero también con lo laboral y lo social. “La recogida de residuos también tiene un fin social”.

C.Á

Equipo y patrocinadores