Un pavimento que limpia el aire

Las losas ecoGranic de la empresa navarra PVT reducen la contaminación de las ciudades

<< Losas fotocatalíticas.  Pavimento colocado en la Fundación Amancio Ortega de A Coruña.

Calle Ametzaga, en Sestao (Vizcaya). Esta vía fue la escogida en 2009 para el proyecto de demostración del pavimento ecoGranic. En el suelo se colocaron losas fotocatalíticas y se comparó lo que ocurría con la calle de al lado con pavimento tradicional. Según las mediciones de calidad del aire realizadas, en Ametzaga se registraba un promedio de reducción de hasta el 56% de óxidos nitrosos (NOx) con respecto a la vía contigua. Cinco años después, en 2014, se han vuelto a tomar muestras en la misma calle y los resultados siguen estando en torno al 60%. Esta ecoinnovación es producto del esfuerzo de investigación de PVT, una compañía de Tudela (Navarra) que funciona casi como un centro tecnológico. “No somos una gran empresa, pero contamos con un departamento de I+D propio”, cuenta el gerente Javier Martón, que acaba de volver de firmar un acuerdo para colocar su pavimento en China y Hong Kong. “Siempre hemos hecho mucha investigación, pues tenemos que dar valor a losas de hormigón”.

Como explica la empresa navarra, estas baldosas descontaminantes (que incorporan en su composición materiales reciclados del sector de la construcción y la industria) tienen en su cara superficial un potente fotocatalizador que se activa en presencia de luz, tanto natural como artificial, y humedad relativa. Durante ese proceso fotocatalítico tiene lugar una reacción de oxidación y posterior reducción de productos contaminantes orgánicos e inorgánicos, como los óxidos de nitrógeno (NOx), convirtiéndolos después en sustancias inocuas para la salud y beneficiosas para las plantas.

Las demostraciones de la empresa navarra han saltado de Sestao a China. En 2013 se pavimentó una calle en la ciudad de Shenchen, donde se registró una reducción media de gases nocivos del 63%. “Las baldosas funcionan sobre todo donde hay más contaminación y allí tienen mucha”, comenta Martón, que asegura que si se pavimentase con ecoGranic una superficie equivalente a un campo de fútbol, se eliminaría la contaminación generada por más de 4.000 vehículos a lo largo de un año. Por otro lado, el producto de PVT ya no se limita a los adoquines del suelo, pues ha ampliado su actividad al recubrimiento de las fachadas de los edificios.

C.Á.

 

Equipo y patrocinadores